phone facebook twitter instagram envelop location

Las Lámparas de Selenita

La Selenita es un mineral yeso en forma de cristal transparente; que proviene de las rocas sedimentarias que se formaron por la evaporación de lagos y mares.

Su nombre proviene del griego Selene, que en la mitología griega era la diosa lunar. Este mineral de Selenita, se asoció con la luna, por su tonalidad blanca transparente y porque al parecer, los cristales se formaban en luna creciente. Este mineral, por tanto, es conocido desde la antigüedad, en la Edad Media fue muy apreciado por alquimistas. En la actualidad se utiliza sobre todo para elaborar lámparas y para obtener yeso.

La principal característica de este mineral es su tonalidad transparente e incolora, también se caracteriza por su suavidad y forma estriada.

Propiedades y Beneficios de las Lámparas de Selenita

Al igual que las lámparas de sal, también aporta muchas propiedades beneficiosas para la salud. Una de estas propiedades es que también son ionizantes. Al calentarse con la luz de una bombilla en su interior; emiten iones negativos, que ayudan a contrarrestar el exceso de radiación que pueda haber en el ambiente.

A las lámparas de Selenita también se le atribuyen otras propiedades; como, por ejemplo, sus efectos relajantes, además de favorecer el optimismo y mejorar el estado de ánimo. Se suelen utilizar en meditación ya que favorecen la conexión con frecuencias elevadas de conciencia.

También son muy beneficiosas para las habitaciones de bebés y niños, porque relaja y reconforta el sueño. Los cristales de Selenita suelen ser estriados, estas largas líneas en toda su longitud canalizan la energía de alta frecuencia a través del cristal.

Propiedades de limpieza

El color blanco de la Selenita es el color de la pureza, la limpieza y la sanación.
Por lo que, si tienes una Selenita como mineral, te interesará saber, que al igual que el cuarzo blanco, es un mineral limpiador, se puede utilizar para limpiar otros minerales y objetos, colocándolos sobre la selenita. También ayuda a limpiar a personas y espacios al elevar la vibración. La selenita no precisa limpiarse, se auto-limpia a sí misma.

Si deseas equilibrar una estancia donde entra y sale mucha gente, hay vibraciones extremas y suele reinar el estrés, una barra de selenita, junto otra barra de shungit, armonizará los ambientes más explosivos.