//Etiquetas aquí phone facebook twitter instagram envelop location

Diferencias entre videntes y médiums

Qué es una vidente: definición sencilla

Para poder comprender las diferencias entre las personas videntes y médiums es importante que nos detengamos a analizar las características de cada una de estas personas que trabajan con un estado alterado de conciencia. Por lo general, una persona vidente es aquella que es capaz de ver el futuro, de conocer el pasado y de darnos las herramientas para resolver el presente.

Estas cualidades de videncia las puede llevar a cabo gracias a distintas herramientas que le ayudan a conectar con las energías: las cartas del tarot, las bolas de cristal o el estudio astrológico de la persona que le hace la consulta. Las videntes ayudarán a las personas que acudan a ellas a poder proyectar el futuro y, por tanto, les orientarán a que puedan tomar decisiones en su día a día.

videntes y médiums son aquellas personas capaces de ver el futuro, de conocer el pasado

Por lo general, los videntes son personas con una gran intuición. Son capaces de conocer a la persona que tienen delante de una manera mucho más rápida e inmediata que los demás porque perciben esa otra información, esa energía invisible que rodea a las personas. Por eso, se considera que las personas videntes tienen una percepción extrasensorial que les permite conocer el futuro gracias a la abertura de diferentes canales espirituales.

Todo ello es posible gracias a las energías que reciben tanto de las personas, como de los lugares, de las emociones, etcétera. Los videntes pueden leer e interpretar los flujos energéticos de las personas y, de esta forma, poder conocer su pasado, su presente y darle

herramientas para construir su futuro de forma positiva y satisfactoria. Por ello, usan sentidos que van más allá de los 5 sentidos humanos, muchos hablan de un «sexto sentido«, sin embargo, son sentidos extrasensoriales que les permiten ir más allá de lo meramente material.

¿Qué es un médium?

Para comprender mejor las diferencias entre una médium y una vidente vamos, ahora, a hablar sobre los médiums y que así conozcas en qué consisten las personas que disponen de este don.

Por lo general, el médium es aquella persona que es capaz de contactar con los espíritus o las energías que ya no viven en nuestro plano terrestre ni en nuestro espacio temporal.

Tipos de médiums

Existen dos tipos de médiums que merece la pena conocer:

  1. Los que contactan con personas fallecidas: este contacto suele realizarse porque un familiar o amigo le solicita esta conexión
  2. Los que contactan con seres del más allá: en estos casos, los médiums no contactan con espíritus humanos, sino que, más bien con Guías, Maestros y Ángeles. Pudiendo elegir entre la LUZ o la oscuridad, para comunicarse, canalizar y trabajar con ellos.
las personas mediums y videntes tienen poderes para contactar con guías y maestros espirituales

Características de las personas médiums

Por tanto, cuando hablamos de un médium estamos haciendo referencia a un tipo de persona que tiene el don de comunicarse con espíritus que no viven en nuestro entorno y que, para la gran mayoría de nosotros, no son visibles ni se pueden percibir por ninguno de nuestros sentidos humanos. Cuando un médium indica que también es clarividente lo que está especificando es que, además de contactar con los espíritus, también puede llegar a verlos.

El médium es capaz de comunicarse con los seres del más allá gracias a la canalización energética, por tanto, su propio cuerpo actúa como si fuera un intermediario entre el mundo terrenal y el espiritual. Es importante remarcar que los médiums son videntes, es decir, también pueden usarse de los instrumentos que hemos mencionado anteriormente (cartas, bola de cristal, etc.) para poder conocer el futuro de las personas. Pero los videntes NO son médiums, de hecho, hay muy pocos médiums que realmente lo sean.

Las personas que tienen el don del médium pueden escuchar los pensamientos, las voces y sentir la presencia de otros seres que no forman parte de nuestra realidad. Además, pueden sentir las frecuentes energéticas más altas donde vibran los espíritus y, por eso, su contacto con esa «otra» realidad es factible. Su presencia no activa la presencia de espíritus, sino que, simplemente, ellos pueden conectarse con los espíritus que ya están aquí pero que para la mayoría de nosotros no son perceptibles.