Vampiros energéticos contemporáneos

Vampiros energéticos contemporáneos

Esta es la definición ‘’oficial’’

Al vampiro energetico contemporáneo se le conoce como «vampiro de energía» son personas que poseen una vibración energética baja y utilizan a quienes los rodean para aumentarla. Es un error creer que se trata de malas personas, no es así por lo general.

Suelen ser personas agradables, pero al despedirnos de estas personas, casi siempre nos sentiremos agotados e incluso deprimidos.

¿Cómo funciona un vampiro energetico?

Imagina que estás de muy buen humor y te llama o visita un amigo para contarte algún problema. Tú, por supuesto, intentas escucharlo y aconsejarlo para que se sienta mejor, pero para eso debes tratar de empatizar con él y sentir lo que está sintiendo, de modo que tu energía positiva y tu buen humor empiezan a decaer. Poco a poco con su relato, tu amigo logra hacerte sentir mal por él y, conforme eso pasa, él se va sintiendo cada vez mejor. Al final, tu buen ánimo termina por los suelos y no logras entender por qué.

Los vampiros de energía o vampiros energeticos no llegan y nos despojan como ladrones, por el contrario, más bien nos hacen sentir la necesidad de protegerlos, resolverles sus problemas y preocuparnos por ellos hasta terminar agotados, pero al final la decisión es nuestra. Nosotros podemos decidir si vamos a entregarles nuestra energía o no.

NUEVOS TIEMPOS, NUEVAS FORMAS DE VAMPIRISMO ENERGETICO.

Ciertamente los tiempos y las tecnologías han propiciado una nueva versión del vampiro energetico.

Internet ha sido un portal inmenso, todo un mundo de información y oportunidades de contactar con fuentes energéticas mucho mayores, con un abanico interminable de contactos con personas que son fuentes de alto voltaje energético y con unas inmensas ganas de demostrar su valía, ayudando altruistamente a todo el que lo solicite.

Son personas recién iniciadas en las técnicas esotéricas, espirituales o adivinatorias, que confunden la ayuda solidaria con lo que solo es trabajar gratuitamente para fomentar el vampirismo y la dependencia de estas terapias que solo han de ser un recurso puntual para situaciones concretas y hacer un aprendizaje interno.

Lo triste de todo esto es que todas las partes salen perdiendo.

Las personas que solicitan estos servicios de forma continuada, se vuelven dependiente, desconectan de toda realidad y acaban hechos un lío de tantas versiones y respuestas distintas. Al final la sensación de vacío y confusión, les hacen estar más perdidos que nunca. Incluso puede llevarles a tomar las peores decisiones.

Quienes ofrecen estos servicios de forma gratuita acaban totalmente ‘’QUEMADOS’’ puesto que nunca se ven recompensados, ni valorados por sus esfuerzos. La mayoría de las veces ven mermados sus ingresos, puesto que el mensaje que dan al universo, es que no desean tener ingresos por su trabajo. Y el Universo toma nota de todos estos mensajes inconscientes.

Las persona que se toman en serio su trabajo espiritual-esotérico, que actúan y sienten que son verdaderos profesionales, seguirán teniendo sus clientes satisfechos que no les cuestionarán. Pero lo más probable es que tengan que soportar llamadas a horas intempestivas, a altas horas de la noche, para pedir consultas gratuitas, con la excusa que  en algún sitio vieron que trabajas gratis.


Deja un comentario